martes, abril 24, 2007

Un día en la vida de un Joven Redactor

Actualización (8 de mayo 2007): Debido a la gran (?) cantidad de malinterpretaciones que se han suscitado con respecto a este post, me veo en la cuasi obligación de aclarar que todo lo que van a leer es simplemente UN PUTO SARCASMO. Quienes llevan algo de tiempo leyendo este blog lo habrán entendido al instante (quiero creer) pero los que no, sencillamente imagínenme como todo lo contrario a lo que a continuación se relata. En pocas palabras, el que hace el relato no soy yo, sino, un personaje... uno de esos que acostumbran a ser elegidos como "los mejores bloggers" (listo, ya expliqué el sarcasmo, soy un pelotudo, pero me había cansado de recibir comentarios que nada que ver)

Me levanté temprano como todo lunes para ir a trabajar. La mañana estaba un poco oscura pero aún así no prendí la luz porque tenemos que acostumbrarnos a ahorrar energía antes de seguir destruyendo el planeta (las próximas generaciones nos lo agradecerán). Antes de salir me llevé mi Mp3 cargado con música ideal para arrancar el día: Los Redondos, Sumo, Manu Chao y por supuesto, los Cuatro Dioses de Liverpool (nunca pueden faltar). También le metí algo de La Mona (antes que nada, soy bien cordobés).
El laburo estuvo un poco pesado pero traté de ponerle ganas. Lo que más bronca me dio es que yo era prácticamente el único que intentaba hacer las cosas bien, los otros pibes ni se gastan. Ese es el problema de nuestra generación: queremos que todo nos venga de arriba en vez de esforzarnos para alcanzar nuestras metas. Este es el país de la cultura de “soy re vivo, que trabajen los giles”. Pero la culpa es de los políticos y de los que viven en los countries, por supuesto.
Después del laburo me fui hasta el centro porque tenía muchas cosas que hacer. Me subí al bondi y me puse a leer Rayuela. Pero el viaje no duró demasiado, ya que el colectivo se rompió y nos tuvimos que bajar todos. Lo mismo de siempre. La culpa es de los políticos y de las empresas. Son todos fascistas.
Entonces preferí caminar hasta el centro, de paso para contribuir con la ecología y en el camino me encontré con unos amigos con los que estamos organizando un Ciclo de Teatro Multicultural (ya se van a enterar de qué se trata). Después me crucé con mi amiga Vale, que al principio no me reconoció (¡qué colgada que es!) pero nos pusimos a charlar y me comentó que había ido a ver “300” y que le había encantado, no como “Apocalypto”, que tiene un mensaje fascista. Me tuve que despedir porque se me hacía tarde, pero quedamos en vernos pronto porque nos debemos un porrón. Al rato me encontré con mi amiga Agus, que labura en una revista y tiene un programa de radio en la UTN. Me dijo que estaba por ir a hacerle una nota no sé a quién y que la semana que viene me quiere hacer una nota a mí. Jaja, justo a mí, qué país generoso. Después me encontré con mi editor que está por publicar mi primer libro de poemas y de observaciones ácidas de la vida cotidiana y me dijo que estaba arreglando para que dé una charla en la Feria del Libro (ya les voy a avisar con tiempo cuándo es).
Cuando se hacía de noche volví a mi casa y me puse a reflexionar sobre las próximas elecciones, la web 2.0, el conflicto entre Palestina e Israel, Youtube, la década del ’80, los atentados en Irak (Bush genocida), el cambio climático, las tiras de Liniers, el cine europeo, Bob Marley y Jim Morrison y lo linda que es Córdoba a pesar de todo (porque como dije, antes que nada soy bien cordobés y escucho La Mona)
En medio de tantas reflexiones llegué a una conclusión: a pesar de todo, debemos agradecer que estemos en democracia y que tengamos libertad para expresar lo que pensamos. El Che Guevara así lo hubiera querido.
Cuando llegué a mi casa, prendí la máquina y vi que en La Voz habían mencionado mi blog como uno de los destacados de Córdoba. Me sorprendió y me alegró bastante, aunque también pensé que hay blogs que merecen estar ahí mucho antes que el mío, como por ejemplo el de mi amiga Agus reflexionosobreelmundo.blogspot.com. Pero igual agradezco mucho este reconocimiento, aunque yo simplemente escribo porque es lo que me gusta. Gracias también a ustedes que me leen.
Después apagué la máquina porque hay que ahorrar energía y luchar contra el cambio climático.

20 comentarios:

Alabama Worley dijo...

La verdas, Cecé, un post con la mirada atentamente puesta en las cuestiones en las que los jóvenes de hoy deberíamos estar involucrados.
Me sentí identificada con la mayoría de su escrito, excepto, claro, por la parte de Apocalypto, por que a pesar de no haberla visto, Mel Gibson me parece un excelente cineasta y tengo todos los justificativos para apoyar esa idea... pero en fin, cada uno tiene derecho a su opinión, seguro que Vale debe tener sus razones.

Alabama Worley dijo...

Ah! y felicitaciones, se las merece.

arwën dijo...

lindo post.
con un dejo apocalíptico.
pero muy interesante.

(btw, congrats!)

Jopi dijo...

Como dicen por ahí, en sus textos no deja títere con cabeza. Mis reverencias y esas cosas.
Ah, y felicitaciones por la mención, re merecido el reconocimiento (signo de exclamación).

TT dijo...

Estimo con esto que será de los que apagarán la luz el día aocrdado durante siete minutos.
Saludetes

Vicente dijo...

Excelente post. Una honestidad impresionante. Por otro lado, no sabia que te publicaban, felicitaciones... Me avisas si consigo el libro por correo en el exterior. Saludos, V.

Rael dijo...

No estoy seguro pero creo que para la próxima vez que escriba un post así, lo voy a encerrar dentro del tag "sarcasmo".
Por las dudas. O no.

Saludos a todos y gracias por comentar

Rael dijo...

Por cierto, eso también fue sarcasmo.

pequenia dijo...

hace mucho que no pasaba por acá, veo que sigue estando bueno leer su blog.
saludos

Juli dijo...

me quedó esa duda, lo que escribiste va en tono de sarcasmo? donde quedó lo toxico habitual? (esto va con buena onda)
....

Como sea... ah, la Mona y el cuarteto no me gustan ni un poquito y soy cordobesa.

Salud!

Rael dijo...

Estimada Juli: Pocas cosas tienen tan poco sentido como explicar un sarcasmo... así que por eso, no voy a explicar nada =)

arwën dijo...

ahora si entiendo lo del sarcasmo.


(cuac)

Juli dijo...

sí, entendí, pero como los q comentaron se lo tomaron en serio dudé la intención de tu texto y por eso preguntaba por tu toxicidad habitual. En sintesis, cacé el sarcasmo, nada q explicar... salvo esta explicacion que me estoy mandando y bla bla. Me gusta el sarcasmo, siga con el
Salud reiterada

YAYA dijo...

Leí que lo recomendaban en La Voz Del Interior, y me dio gusto y orgullo ya que me considero su lector de la primera hora.

Sibyla dijo...

El relato de un día en la vida de un redactor no suele ser interesante, por lo menos eso pensaba hasta que leí este post.
Me quede intrigada con el artículo de lavoz que voy a leer en minutos.
Eso si, definir cual está mejor de las dos películas es sumamente difícil, habría que medir en litros (de sangre).

jc dijo...

perdón chabón pero no me gustó para nada tu relato. me pareció chato, innecesariamente intimista, cursi y predecible. igual te felicito x la actitud y pilas, q es lo q importa.

Rael dijo...

Estimado chabón jc: por si no quedó claro (se ve que no), todo el relato es un puto sarcasmo, porque el día que yo organice un Ciclo de Teatro Multicultural y me gusten los Redondos los autorizo a todos a que me corten las bolas y me las hagan comer)
En fin, por si alguna vez querés volver a pasar por este blog, antes activá el detector de sarcasmo sino te voy a parecer más pelotudo de lo que en verdad soy.

Saludos sarcásticos.

El Joven Redactor

Andru.- dijo...

Admitilo, dale... No tiene nada de malo decir que tu vida es bella como el relato que hiciste de la misma. Nada más que veces vienen envidiosos a bardear, gente que no te conoce, y se muere por terminar de leer Rayuela, habiendo escuchado y leído todos los autores que nombra Julito ahí... Y entonces cuando ven a uno que ya lo hizo, se cagan de envidia. Porque ni te conoce, y te juzga (con qué derecho¿?), sabiendo que es un pelotudo porque él siempre quiso ser como vos y nunca pudo, y ahora quiere que vos digás que todo es sarcasmo, que nada de lo que hiciste en toda tu vida, es cierto, porque él no te cree... él sabe realmente que jamás pudiste terminar de leer Rayuela porque es excesivamente largo... él sabe bien, que vos no sos, él sabe que... vos TE HACÉS.

arwën dijo...

jajaja cuanta gente que no te conoce

Gala dijo...

Ja ja ja, q delirium se armó con las interpretaciones! Nada + bajón q tener q explicitar la ironía.
Me recuerda a tantos estereotípicos sujetos...