viernes, julio 07, 2006

A la memoria de Colita

Ayer a la mañana, después de más de 10 años de vivir con nosotros, nos dejó nuestra perra Colita. Se enfermó del hígado y su extraordinaria fuerza le permitió aguantar durante una semana, sin quejarse, fiel a su estilo. A pesar de nuestros esfuerzos, del veterinario, y los remedios, no se pudo hacer nada y ahora ya no sufre y se va del mundo dejando un recuerdo imposible de borrar.
La Colita llegó a casa un domingo 17 de noviembre de 1996. Un auto la había atropellado cerca de casa. En ese momento calculamos que tenía 6 meses de edad. La trajimos y estuvo bajo nuestros cuidados durante un breve tiempo hasta que empezó a hacer gala de su gran fortaleza recuperándose de manera inmediata. La única secuela que le quedó era que al sentarse, una de sus patas tendía a irse hacia un costado. Pero por lo demás siempre fue una perra fuerte y llena de energía, siempre andaba contenta, una perra que le encantaba que le acariciaran la cabeza, que nunca lloraba, muy, muy buena, que le fascinaba hacerse amiga de la gente, especialmente de los niños, con quienes mantenía un magnetismo especial. Nunca nos vamos a olvidar de su cuerpo macizo y completamente negro, de su pelo corto y brillante, de su gordura, que tampoco era tal porque estaba llena de músculos, de sus ojos saltones, de sus pequeñas patas, de sus orejas que le caían a los costados y que volaban cuando corría por el patio, de su formidable cola, que no paraba de mover y que tanto la caracterizaba, hasta tal punto de darle el nombre que siempre llevó. Siempre nos vamos a acordar cómo le encantaba comer, su gusto por el asado y todo lo que fuera carne, aunque en realidad comía de todo y nunca le hizo asco a nada; cómo le gustaba escaparse metiéndose por el pequeño espacio que dejaba la puerta de alambre, y se iba a correr y a sentirse y a saberse libre, junto con sus amigos Charly y el Perrito, quienes hace unos meses también nos dejaron (se fueron por ahí y no volvieron); su miedo a los fuegos artificiales y cómo durante las fiestas se metía en la casa a esconderse en algún rincón hasta que pasara el ruido, lo friolenta que era y cómo a pesar de su gusto por la calle y la libertad, en cuanto bajaba el sol se cansaba de callejear y se metía en su caja a dormir en su colchón. Lo compañera que era, siempre acompañándonos en todo (incluso autora de grandes hazañas como seguir a mi hermano y a mi viejo mientras ellos iban en bici al hiper), el miedo que le tenía al agua, sus ladridos de alegría cuando por la mañana salíamos al patio a saludarla y a abrirle la puerta para que saliera al mundo. Su bondad, su extrema bondad de inocente animal, siempre dando más de lo que recibía. Su fidelidad infinita. Estoy seguro que ella hubiera sido capaz de dar su vida por nosotros. Y de alguna manera lo hizo. Nos dio la alegría de compartir 10 años y 8 meses con nosotros. De hacer más agradable nuestro paso por esta vida injusta. La Colita, nuestra perra del pasado misterioso, de la alegría, bondad y fuerzas incansables se fue de este mundo y ya no estará sujeta al tiempo, ni al espacio, ni a la tristeza, ni a la enfermedad. Y pronto nos volveremos a ver.

11 comentarios:

YAYA dijo...

Que pena, los perros queridos tendrían que sobrevivirnos.

LILIANA dijo...

QUÉ HERMOSO POST!!!...CÓMO LA VAMOS A EXTRAÑAR!!!...ELLA TUVO MUCHA SUERTE DE TENERTE COMO SU "DUEÑO"...HASTA PRONTO COLITA.

Guadalupe dijo...

Es increíble cómo los animalitos empiezan a formar parte de una familia.
Lo siento mucho.


Queda el recuerdo :D

Andrés dijo...

Que bajón, Rael... Uno se encariña demasiado con los animales domésticos. Saludos.

arwën dijo...

uy.
qué decirte.
sé lo que sentís, y espero, desde la distancia, poder acompañanarte en lo que pueda.
un beso, amigo.
sabé que acá estoy. :)

Rael dijo...

Gracias a Yaya, a Liliana, a Wachi, a Andrés, a Arwën y a todos los que expresaron sus condolencias.

CaboReyes! dijo...

Mis condolencias por su mascota, son integrantes de la familia que con su presencia y su silencio... aunque algun que otro ladrido... parecerían comprendernos

Rael dijo...

Bienvenido, Cabo Reyes. Gracias por las condolencias.

Anónimo dijo...

Very best site. Keep working. Will return in the near future.
»

Anónimo dijo...

Keep up the good work. thnx!
»

Anónimo dijo...

This is very interesting site... phone plans small business westchester new york