miércoles, mayo 24, 2006

Ventana

Y mientras la vieja que viene una vez por semana se pone a limpiar la oficina en donde me toca trabajar, me voy hacia otra oficina vacía a esperar que termine y empiezo a mirar por la ventana. La vista es una gran postal de la ciudad. Veo los edificios enormes, totalmente estáticos y muertos, aunque luego recuerdo que dentro de ellos albergan vida y eso me produce un extraño estremecimiento, casi divertido. Sigo mirando el paisaje y siento algo de fascinación por aquella vista. Hasta se me ocurre que podría estar todo el día mirando. Pienso que desde esta altura todo es pequeño y vulnerable, incluso ese edificio que veo allá a lo lejos, un hotel azul en forma de cilindro. Y sigo mirando y se me ocurre que soy una especie de ojo gigantesco que lo ve todo desde su posición. Y una sensación rara me invade cuando pienso que esa gente que pasa por la calle, aquellos albañiles sobre el edificio y esos que van en auto, no saben que los estoy mirando. Y ni siquiera se les ocurre pensarlo. Pero entonces pienso que quizás justo en este momento alguien en alguna de esas ventanas me puede estar viendo y yo no me doy cuenta. Entonces recorro con la vista cada una de esas inertes torres de cemento imaginando que mis ojos podrán encontrarse con los ojos de la otra persona. Y mientras estoy en eso creo sentir que ya sé desde donde me está observando. Justo desde aquella lejana ventana, que desde aquí se ve como un rectángulo muy chiquito. No puedo ver a aquella persona, pero estoy seguro que la estoy mirando. Incluso parece ser una mujer. Tengo que ir hacia allá. Tengo que tratar de llegar a esa ventana, encontrarme con ella y saber quién es. Le digo al jefe cualquier excusa y me voy del edificio. Cuando ya estoy en la calle pienso si acaso ella también habrá salido.

5 comentarios:

º·.Such a little raven.·º dijo...

...continuará (!)

Oh, podias decir "chératon", si querias

arwën dijo...

* Y sigo mirando y se me ocurre que soy una especie de ojo gigantesco que lo ve todo desde su posición. *


¿sos sauron?


[chiste fácil, lo sé, lo sé..]
---

ojalá se crucen por ahí entonces.

YAYA dijo...

Lo más probable es que ambos hayan ido en dirección al otro, se hayan cruzado en el camino y no se hayan reconocido.
Es muy fácil chocar con medio mundo, pero muy cumplicado encontrarse con alguien en la Gran Ciudad.

De vez en cuando a mi me da ese berretin de espiar a los demás desde algún edificio propicio, es espectáculo es, como usted habrá comprobado, ciertamente hipnótico y estremecedor.

UTC dijo...

en tu caso hay distancia, pero ¿qué pasa cuando estás frente a frente?

Anónimo dijo...

You have an outstanding good and well structured site. I enjoyed browsing through it » » »