miércoles, diciembre 28, 2005

martes, diciembre 20, 2005

Carta (fragmento)

…y un día me di cuenta que la vida no tenía sentido. Que cualquier cosa que no pudiera durar para siempre, no podía tener sentido, y como la vida siempre se acaba, entonces ésta tampoco tiene un sentido válido.
Y un día me dijeron que la vida tiene el sentido que uno le crea. Pero quienes dijeron eso estaban equivocados. No habían entendido el problema en su totalidad. Yo me refería a un sentido absoluto, no a sentidos relativos que variaran de persona en persona y que fueran cambiando con el tiempo. Sentido absoluto e invariable.
Y un día también me di cuenta que quienes apostaban por que la vida tuviera un sentido, en realidad tenían miedo. Tenían miedo de darse cuenta que no había tal sentido. Que todo era una mentira. Y también me di cuenta que pretendían ser felices por sus metas temporales, por sus amores temporales, por sus deseos temporales…

lunes, diciembre 12, 2005

Casi

Creo que a pesar de tanta melancolía
Tanta pena y tanta herida
Sólo se trata de vivir

Perfecto, Lito Nebbia.
Sólo te faltó decir porqué.

jueves, diciembre 08, 2005

Nuevo blog: el limbo existe

Hola, amigos bloguerosos: En el transitar por el mundo, varias veces uno siente el impulso de hacer determinadas cosas. Algunos liberan a su patria del opresor extranjero y otros no llegan a la tapa del Billiken pero -animados por ese impulso sobrenatural- consiguen lo que querían (aunque solo sea algo tan simple como escribir un poema). Pues bien, hoy largué con un viejo proyecto: tener un blog de "humor" (¿que querrá decir "humor"?) www.limboartificial.blogspot.com. De más está decir que están todos invitados y que sus bendiciones serán bienvenidas :)
Y lógicamente, Gusto a Plástico seguirá (aguante la catarsis)

domingo, diciembre 04, 2005

Galería de fin de año

Entonces me interno en los laberintos de las galerías. Siento una extraña fascinación con la idea de esos minúsculos universos alimentando la vida de quienes los habitan, al tiempo que flotan dentro de ese gran universo que es el centro de la ciudad. Fantaseo con la idea de vivir para siempre en una galería de esas, como quien se refugia del mundo exterior e ir conociendo a todas las personas que las habitan y solo moverme por las galerías y caminar kilómetros pero siempre dentro de ellas, deteniéndome para buscar con la mirada algún raro dibujo en las vidrieras o para hablar con alguna chica de esas que están detrás de los mostradores. Escucho la voz de mi amigo M, descargando toda su ansiedad y maldiciendo la histeria de la ciudad, desilusionado de las cosas, imaginando un viaje mágico hacia los bosques del sur y ya nunca más volver. Lo escucho y deseo estar ahí, entre los grandes árboles, mirando el lago, escuchando el silencio.
Pero ahora deambulo por la gran ciudad, solo a pesar de todo, otra vez, otro verano, otro fin de año que es igual, otra vez trabajando en ese lugar, que no deja de ser un buen lugar pero me resulta surrealista (¿surrealista?) que una vez más todo se repita, y que las cosas hayan girado, dando una increíble vuelta de 365 días para nuevamente aterrizar en el mismo lugar. Y entonces escucho que Padre cita a Carl Sagan como al pasar: si uno espera lo suficiente, todo cambia. Pero ahora, extrañamente, no me siento triste, ni cansado, ni ansioso. ¿Trastorno Bipolar? Quién sabe. Quizás. Eso explicaría muchas cosas. “Qué año tan raro” pienso. Y por momentos me lleno de ese optimismo y pienso que todo se puede y que todas las cosas saldrán bien y que incluso debería ir a buscarla, aunque mi alma esté lejos de ella y el alma de ella lejos de mí. Pero después esa sensación disminuye y entonces me doy cuenta que uno recurre al arte cuando está confundido, cuando su alma tiene sed, una sed que parece no poder apagarse. Que al fin y al cabo escribo para aclarar mis ideas. Después me observo a mi mismo y pienso “qué gran cosa es no estar enamorado, como para estar alegre”. Porque así el alma y la mente de uno permanecen las dos en un solo lugar. Y después me decepciono a mí mismo preocupándome por el futuro inmediato cuando desde hace años he dejado de creer en el futuro y afanarse por algo que no existe como lo es el día de mañana me parece patético. Y a veces inconscientemente imagino que mañana mismo todo se va a acabar, sí, inconscientemente lo pienso así. Que nuestra vida es tan frágil y efímera, que todo parece un gran sueño y que mañana todo se terminará, si es que no se terminó ya. Pero después parece como si fuera a haber tiempo para hacerlo todo.
¿Todo cambia? ¿Todo es siempre igual?
No lo sé. Creo que no me interesa conocer la respuesta.

jueves, diciembre 01, 2005

Post promocional

Hola hola:
Después de un par de semanas vuelvo a postear. Ya se imaginan... la falta de inspiración, de ganas, de tiempo y algunos etcéteras más siempre conspiran! ¡Y ahora, encima, me mando un post promocional! Pero qué mejor que promocionar algo que vale la pena. Un poco de cultura, algo diferente, algo en donde no van a tener que mandar el mensaje de texto "sáquenme la plata, yo no la quiero" al *900... Se trata del sitio web www.elnuevocojo.com , una publicación on-lain de gente muy loca, llena de artículos de los buenos, de esos con muchas observaciones dementes que por lo menos a mi me gustan. Mucha denuncia, mucho discurso sin necesidad de ponerse máscara de progre, mucho humor también. Claro, lógicamente no todo es perfecto ya que un servidor ha comenzado a colaborar con sus escritos. Invitado por el amigo Vicente escribí -y cometieron la locura de publicarlo- un artículo sobre nuestra sagrada Educación Sistematizada.
Lean, disfruten, escriban y sean felices.