martes, octubre 18, 2005

Basado en hechos reales

SALE DE SU CASA EN EL MARQUÉS DE SOBREMONTE
en la mañana primaveral y mientras se dirige hacia la parada del A5 observa que la policía ha cortado una cuadra. Cinco o seis camionetas del CAP, dos cintas rojas y blancas que van desde una esquina a otra, respectivamente. Y en el medio, muchos policías, algunos usando traje negro y revisando un auto verde. Bordea la cuadra metiéndose por una diagonal y cuando vuelve a salir rumbo a la ruta se cruza con una vieja que vive frente a su casa. ¿Qué pasó? Pregunta asustada. No sé, responde con indiferencia. No habrá pasado nada en mi casa ¿no? No sé.

LA OTRA NOCHE
soñó con esa muchacha. Ambos están en el patio de la casa de él. Ella está ligeramente preocupada por la posibilidad de encontrarse embarazada. Él quiere creer que eso le importa. Y siguen hablando y cambian de tema. Lo curioso es que junto a ellos está ese árbol. Enorme y lleno de hojas. Pero ya han pasado como ocho años desde que lo cortaron y lo sacaron, casi de raíz.

ESTÁ EN LA DISQUERÍA
de música étnica que eventualmente atiende su amigo. Está ese amigo y también otro tipo, uno que hace un programa de radio. Y éste tipo cuenta que estudió matemática o algo así en la FAMAF. Y dice que a medida que uno se va involucrando más y más con los números y las ecuaciones y los cálculos, llega un punto en que toda la realidad que observa mientras camina por la calle – un árbol, el vuelo de un pájaro, chicas de escuela secundaria que pasan riendo – puede transformarse en más números y más ecuaciones y más cálculos.

ESTÁ EN SU PIEZA Y ABRE LAS PUERTAS
de la parte de arriba del ropero. Saca un cubrecama y cuando gira recibe un tremendo golpe en la parte de atrás de la cabeza, en el lado derecho. Comprende que se ha golpeado con una de las puertas y se deja caer sobre la cama mientras espera que el dolor se pase. Cree sentirse mareado pero solo parece ser una impresión suya.

POR PRESUNTA VENGANZA, ASESINARON A GOLPES A UN PRESTAMISTA
Río Cuarto. En menos de 10 horas, la Policía de Río Cuarto esclareció ayer el asesinato del financista local, Romeo Maffini, de 82 años. El flamante Peugeot 307 azul del riocuartense, que vivía solo en la ciudad, había sido hallado ayer por la mañana en Córdoba. Estaba abandonado en barrio Marqués de Sobremonte. En su interior se habrían encontrado manchas de sangre (en el asiento trasero), un bolso, guantes de goma y una pistola calibre 38. El coche tenía rastros de haber transitado por un camino de tierra.

Y MIENTRAS YACE EN SU CAMA
frotándose el lado derecho de la parte de atrás de su cabeza, se acuerda del tipo que estudió matemática o algo así en la FAMAF y que llegó a ver números y cálculos y ecuaciones en la realidad. Y piensa que él ahora está viendo sangre en un auto verde, esa muchacha junto a ese árbol que ya no existe, roperos, cubrecamas, amigos, viajes urbanos, gente que habla, hermano que toca el piano y va a la FAMAF, amigas que están lejos. Y supone que tiene que escribirlo.

10 comentarios:

º·.Such a little raven.·º dijo...

Muy bueno señor, los distintos parrafos tienen lossuyos. Un post como hacia mucho no veia...
Cuidese de los mafiosos...

Diego dijo...

Con esa muchacha tuviste algo que te dio mucho, pero eso que te dio no está más (en tu ahora) pero sí está presente en tu eternidad, en una dimensión que incluye a los recuerdos.
¿Te separaron de ella, sentís?

La matemática atravesándolo todo, así como el lenguaje también lo hace, así como tantas cosas atraviesan todo. Me hace pensar en lo que ve la física por estos días en relación al "Efecto mariposa", donde dicen: "una mariposa aleteando en Japón produce un Huracán en América", cosa que implica que todo está relacionado con todo, y por eso una parte afecta al todo.

Buenas observaciones (las tuyas al ver -observar y dejarse penetrar por eso que se observa- y las mías al pensar tu discurso)...

Un fraternal abrazo,
Diego.

Diego dijo...

Otras lecturas (puntos de vista) que puedo ver:
Vos y esa muchacha decidieron olvidar todo: "han pasado como ocho años desde que lo cortaron y lo sacaron, casi de raíz".
¿Quiénes lo cortaron y sacaron?
El lenguaje muestra su ambigüedad: pueden ser "el que soñó" y la muchacha, o pueden ser "otros" (otras personas que no sean "el que soñó" y la muchacha)
En el primer post mío vi la segunda posibilidad que menciono; releyendo un día después la entrada vi la primera posibilidad.
El lenguaje que usamos los humanos es ambiguo (en inglés y en cualquier otro idioma también se presentan ambigüedades).
Esa sentencia, también Basada en hechos reales

Otro abrazo,
Diego

Rael dijo...

Qué tal, Diego: Muy interesantes tus puntos de vista.
Creo que, en cuanto un artista, en este caso un escritor (o mejor dicho, un pseudo escritor) da a conocer su obra, ésta ya deja de pertenecerle y pasa a pertenecerle a cualquiera que la lea y que quiera interpretarla.
Mencionás la ambiguedad, probablemente esa sea la magia del arte. Porque yo podría decirte que en realidad nunca pasó nada con esa muchacha, o quizás que esa muchacha nunca existió, o que el árbol sigue allí, o que sí pasó algo pero quizás nada digno de mencionarse...
Elementos de una de las tantas realidades, que en cuanto son interpretadas por otra persona, se vuelven otra realidad...
Pienso que el mundo es un lugar frustrante pero al mismo tiempo impregnado por una extraña magia que se refleja en todas las cosas cotidianas. Lástima que el Sistema pretende ignorar y hasta eliminar esa magia. Por suerte, hay mucha gente dispuesta a exponerla todo el tiempo, como en tu caso, como el amigo Little Raven, etcétera.
Saludos. Nos estamos leyendo

El Angie Cordobés dijo...

Bue, hice varias veces el intento de leer este post, y me frustraba porque no podia, porque no lograba ver la relacioon de las cosas que contabas, y pense en que a lo mejor hacia el final todo iba a juntarse y dar un vuelco cinematografico (jejej...no se me malinterprete, cinematografico en el sentido de la cinematografia yankee), y eso me frustraba por lo que decistia de leer el post.
De mas esta decir que me gusto mucho, tiene no se que de relato de kafka, pero no veo bien en que. Yo una vez, estudiando las sinestesias, que son recursos literarios, basados en las convinaciones de imagenes de diferentes tipos en el plano de la literatura (creo que no me equivoco de la palabra). Me fije en el diccionario y la definicion tecnica se referia a la sinestasia como aquellas sensaciones corporales que se reflejan en otras de diferente orden (sentirle un olor particular a ciertos colores, sabores a lo tactil, etc). Tu relato me produce un poco eso: un poco tienen de imagenes sinestesicas los pequeños meta-relatos que metes adentro del texto, en paralelo, como manifestaciones "reflejas" de una sensacion que las origina. Es como si tu interior se manifestara en la realidad, y no al reves, como si tomaras del exterior que describis (y que a mi me parece que creas...no en un sentido de mentira=P)las marcas mas paradigmaticas...mas miticas (digo en el sentido de construcciones basadas en un producto real para la formacion de otro producto significante que se puede aplicar a toda una generalidad de cosas...ya no me entiendo ni yo=P) y las reorganizaras, como si esas imagenes portaran el secreto de la reconstiitucion de tu identidad interior en ese momento, como si esas imagenes (o momentos) dijeran cierto misterio sobre vos en ellos que no se si vos mismo lo entendes...
No se, me gusto mucho, por ahi no quisiste decir nada de eso, pero me produce eso como efecto o estrategia para producir ese tipo de sensaciones, como tecnica de narracion.
Creo que voy a publicar algo sobre eso, aunque no se bien como plantearlo(tengo blog nuevo, es un chivo, fijense por mi perfil si quieren llegar a el)
Me dejaste pensando...

Andrés dijo...

Simplemente genial, onírico, irreal y concreto a la vez, me inspiró muchas cosas, casi casi Pinkfloydiano.

Rael dijo...

Hola a todos:
Amigo Angie Cordobés: resulta muy bueno para mi que te haya gustado el post y el muy interesante análisis que has hecho. Te comento que en cierta forma me inspiré en la novela "Abaddón el exterminador" de Ernesto Sábato para escribirlo. Un relato increíble en donde el escritor se transforma en un malabarista magistral de las imágenes, las sensaciones, los pensamientos y los estados de ánimo.
Y uno no sabe bien porqué, terminamos hablando una vez más de la realidad
Amigo Andrés: Gracias por tu comentario. Vaya que es "irreal y concreto a la vez" ¿Cómo la vida misma?

Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Iza Firewall dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.