jueves, junio 30, 2005

El Hereje y La Santa Educación Terciaria/Universitaria

Estuve en un lugar de Conocimiento. Formé parte de un Universo Inextinguible donde, quienes entran, pueden expandir su mente, ampliar sus horizontes, madurar como personas.
Estuve en el asombroso mundo de (de pie) La Santa Educación Terciaria/Universitaria. Me cultivé en La Facu.

Conocí interesantes personas. Se me abrió un cosmos de enormes posibilidades.
Me senté entre gente como yo, todos mirando al frente. Allí estaba El Profesor disertando y explicando los misterios de su Ciencia. Habló de Milenarias e Incorruptibles Leyes Académicas que quienes se atrevan a violar, serán castigados para siempre por ignorantes, por no comprometerse. La Vida vendrá a reclamarles por su osadía.
Luego El Profesor nos dio un Ejercicio. Un Sagrado Ejercicio para que pudiéramos “aplicar lo aprendido”. Pero el Ejercicio no nos salió. Seguramente por culpa nuestra. El Profesor y la Admirable Ciencia que se digna a compartir con nosotros nunca se equivocan. Sin embargo, algunos iluminados, Estudiantes- Ciudadanos Comprometidos con el Deber, hicieron exitosamente el Ejercicio aplicando todo su Esfuerzo.
Pasaron los días y llegó la época de los Importantes Parciales y Decisivos Exámenes Finales. Hora de ponerse las pilas. De trabajar. De esforzarse para conseguir El Objetivo. Hora de demostrar que no somos unos fracasados que no saben a dónde ir, sino que podemos ser Ciudadanos Comprometidos.
Entonces me reuní con otros Estudiantes para hacer los Primordiales Trabajos Prácticos Finales en grupo. Uno era un Estudiante Comprometido con el Deber y Consigo Mismo e insistía en aplicar Conceptos. Lo curioso es que no pretendía aplicarlos para satisfacer a El Profesor sino, para superarse A Sí Mismo. De esa manera, yo pasé a ser una suerte de Estudiante No Comprometido que merecía ser castigado por La Vida porque querer presentar algo así nomás para “sacarnos de encima esta bosta”.
Y continué escuchando a El Profesor. Y tuve que leer Apuntes con muchas Milenarias e Incorruptibles Leyes Académicas, tuve que aguantar a Estudiantes- Ciudadanos Comprometidos con el Deber hablarme sobre la importancia de hacer cosas para superarse Uno Mismo, tuve que decir “presente” cuando pasaban Lista, tuve que hacer Importantes Parciales…
Y no hubo un solo día en que no me considerara un Hereje y Blasfemo de las Milenarias e Incorruptibles Leyes Académicas y de La Santa Educación Terciaria/Universitaria. Y claro, será cuestión de tiempo para que La Vida me castigue sin misericordia por no haber escuchado las enseñanzas del Santísimo Profesor, por no haberme convertido en un Estudiante- Ciudadano Comprometido, por reírme y escribir posts hablando mal y escupiendo el buen nombre de El Esfuerzo Personal y de la Santa Educación Terciaria/Universitaria.

2 comentarios:

º·.Such a little raven.·º dijo...

Amusing way de ver toda la cosa esta de la facu. Sigo sosteniendo, esto es un blog ^^

Andrés dijo...

Interesante... sobre todo cuando recuerdo mi paso por la UTN... se aprenden cosas buenas (la verdad creo que casi todas me sirvieron), pero como bien lo expusiste la metodología deja mucho que desar... y los profes, bue, mejor ni hablar, aunque hay que destacar que un par zafan. El resto, bien, gracias...