sábado, mayo 21, 2005

De cómo ya no queda más nada por hacer

Ni abrir los ojos, ni estudiar para aprobar el parcial de la semana que viene, ni leer, ni caminar esas cuadras que faltan, ni inventar aforismos, ni respirar, ni sentarse a comer, ni esperar a que pase algo, ni luchar, ni levantarse, ni acostarse, ni mirar la tele, ni buscar trabajo, ni ir a trabajar, ni renunciar al trabajo, ni hacerse preguntas, ni buscar respuestas, ni esforzarse para ser menos boludo, ni escuchar algún tema, ni comprar, ni regalarle algo a alguien, ni enamorarse, ni conocer gente, ni dibujar, ni tomar un vaso de cerveza, ni querer estar solo, ni alentar, ni buscar una excusa, ni arreglar algo, ni dormir, ni mirar al fondo de la calle, ni buscar diversión, ni esperar que en la radio haya menos programas malos, ni querer ser feliz, ni peinarse, ni acordarse de algo, ni jugar, ni vivir, ni nada.

2 comentarios:

snarf dijo...

Excelente. Esta todo dicho... y hecho.

º·.Such a little raven.·º dijo...

exacto. Y no la vamos a cambiar, capaz. Feo, pero bué...
En fin