lunes, mayo 30, 2005

Una esposa rusa

Yo debería estar estudiando, o preparando esa cantidad de trabajos prácticos de mierda que hay que presentar para dentro de unas cuantas semanas, o adelantando trabajo para este tipo, Saleme o… cualquier otra cosa "útil". Algo que me permita crecer como persona, dejar un legado para el mundo, algo que me de plata para tener cuando necesite alimentar a mis hijos y para cuando me jubile… esperen, se me fue la mano con el sarcasmo. El caso es que en lugar de hacer todo eso, estoy leyendo los mensajes del foro de La Voz del Interior ¿Por qué? ¿Por qué hago esto? ¿Qué me pasa? ¿Hasta cuándo voy a seguir perdiendo la poca voluntad que me queda?
En este foro hay dos tipos que firman como "Conrado" y "Remo" y se pelean. Todos los días entran y escriben para putearse. Se dicen cosas como "psicobolche", "chuncano", "pedófilo", "nazi", "mafioso", "ignorante", "altanero" y uno muy gracioso "otario resentido".
Al parecer, estos dos tipos viven en Europa y además de mandarse a la mierda, también entran al foro para criticar a Argentina. Estos tipos están contentos de haberse ido del país y según ellos, están trabajando duro en Europa y ahora tienen auto, una esposa rusa y rubia, banda ancha (no choreada) y pueden ir a ver la final de la Liga de Campeones. Cosas que viviendo en Argentina, donde todos son unos delincuentes, vagos y psicobolches, nunca podrían haber hecho.
Lógicamente, en este foro también intervienen otras personas. Algunos para quejarse de De la Sota, otros para pedir que le iluminen la cuadra, por ahí salta alguno que luego será definido como un "psicobolche" por quejarse de lo vagos que son los profesores de la UNC, otros entran para pedir que Remo y Conrado se vayan un poco a la puta que los parió y la mayoría entra para opinar, en cierta forma, igual que estos dos personajes. Que hay que trabajar, pagar los impuestos, olvidarse del pasado, esforzarse. Que en Europa nadie se muere de hambre, que en Córdoba hay chicos de 8 años pidiendo en la calle pero allá no, que "a mí Argentina no me dio nada, que mi papá y mi mamá no me pagaron la carrera y yo tenía que laburar todo el día para pagármela…"

Y yo leo esto. Y en vez de trabajar, de estudiar, de "aprovechar el tiempo", de "ser mejor persona", me meto al foro de La Voz del Interior y leo lo que pusieron Remo, Conrado y todos esos. Leo que uno puso "he notado que todos los que entran a este foro lo hacen en el horario en que supuestamente tendrían que estar trabajando… después nos quejamos"
Y yo, en vez de trabajar, estudiar y "esforzarme para ser mejor persona", pierdo el tiempo leyendo estas porquerías.

Pero después me pregunto ¿Para qué quiero estudiar? ¿Para tener un título, después irme a Europa, entrar a trabajar a una multinacional, conseguir una esposa rusa, un auto último modelo y comprar entradas para el Mundial 2006? ¿Para qué quiero seguir trabajando y esforzarme? ¿Para que en este país haya menos vagos, psicobolches y delincuentes? ¿Para ganar mucha plata y no tener que preocuparme en el futuro?
"Estoy perdiendo el tiempo" ¿Y qué es "perder el tiempo"? ¿Leer lo que pusieron unos pelotudos en un foro en lugar de trabajar para poder ser uno de esos pelotudos, pero eso sí, un pelotudo con auto, con una esposa rusa y con banda ancha lista para poder entrar a gusto a foros como ése y justificarme?
Si yo me muriera mañana ¿Qué sería de mi auto y de mi esposa rubia? ¿Con quién iría la desgraciada a ver la final de la Liga de Campeones?

Che, que bueno… ayer ganó la T. Y encima 4-0. Vamos, que ya zafamos del descenso.

miércoles, mayo 25, 2005

¡Frustraciones, autojustificación, limitaciones y un tema de IQ!

No tenés lo que querés. Digamos que luchaste hasta el cansancio, que te hiciste ilusiones, y que al final, chorizo. Y ¡jaja! Lo más gracioso (ponele “triste” si querés) es que no es la primera vez que te pasa. No, no. Muchas veces, una atrás de la otra. ¿Entonces qué? No estás pidiendo nada del otro mundo ¿O si? Quizás tengas que conformarte con otra cosa. Distraerte como un pelotudo, eso. Pero después vuelve. Y otra vez metido en esa lucha. ¿Toda lucha es una lucha inútil? Capaz. “Bah, todo está predestinado”. El libre albedrío no existe. Todo está escrito de antemano. Este fracaso, este quedarse con las manos vacías también. Y se repite de nuevo. “Ya no me interesa”. Chau. Qué me importa. ¿La zorra y las uvas? ¿Qué mierda es eso? No jodan. Todo es igual. Basta de esforzarse para después vivir lo mismo de siempre. “Eso es autojustificación” imagino que me dice la flaca fanática de Radiohead al tiempo que prende un cigarrillo. La que escucha el tema de IQ que le pasé me dice que ella siempre mira “la mitad vacía del vaso” para después no chocarse contra la pared. ¿La pared? ¿Pink Floyd? ¿La pared que limita al hombre? ¿Que lo limita para qué? ¿Para ser feliz? ¿Existe tal cosa? “El color no existe” dijo uno en la clase de diseño. “Pero se percibe entonces sí existe” dijo otro. El suicida de utilería me dijo que soy “bastante decepcionante”. ¿Decepcionante porque trabajo y estudio? Entonces tenés razón, suicida de utilería.
Y escucho a todos esos y “acá qué pasa”. ¿Autojustificación? No. ¿El pesimismo como estilo de vida? Tampoco.Pero la frustración sigue ahí y no es inventada. Esto sí existe y lo puedo percibir. Y no digas que no te interesa, que chau, que qué me importa. Pero tampoco se te ocurra decir que hay que seguir luchando, que viva todo, que todo se arregla, al tiempo que mandás un mensaje de texto y le recomendás a uno que vaya a ver Episodio 3 porque está buena. No, no seas pelotudo. ¿Pero entonces qué? Llega un punto en donde todo te molesta. En donde decís “¡A la mierda, qué pesado es todo!” “Dale, levantate” dirá alguien. “¿Para qué?” se te ocurre preguntar. Y te mandás a analizar eso que llaman vida y después pensás que estás hecho mierda pero confundido no. No, no, tenés claro todo. ¿Pero de qué te sirve? Y ya te olvidaste el porqué de la frustración, ni te acordás que era lo que querías, cómo hiciste para llegar hasta acá. Pero después puede pasar que pongas ese tema que está tan bueno y al menos por un momento, te subas a La Pared y jugués a hacer equilibrio y acrobacias y no hay forma de que te caigas. “¿Eso no es distraerse?” Y qué, si en realidad todos estamos adormecidos, sugestionados, medicados, distraídos, frustrados…

sábado, mayo 21, 2005

De cómo ya no queda más nada por hacer

Ni abrir los ojos, ni estudiar para aprobar el parcial de la semana que viene, ni leer, ni caminar esas cuadras que faltan, ni inventar aforismos, ni respirar, ni sentarse a comer, ni esperar a que pase algo, ni luchar, ni levantarse, ni acostarse, ni mirar la tele, ni buscar trabajo, ni ir a trabajar, ni renunciar al trabajo, ni hacerse preguntas, ni buscar respuestas, ni esforzarse para ser menos boludo, ni escuchar algún tema, ni comprar, ni regalarle algo a alguien, ni enamorarse, ni conocer gente, ni dibujar, ni tomar un vaso de cerveza, ni querer estar solo, ni alentar, ni buscar una excusa, ni arreglar algo, ni dormir, ni mirar al fondo de la calle, ni buscar diversión, ni esperar que en la radio haya menos programas malos, ni querer ser feliz, ni peinarse, ni acordarse de algo, ni jugar, ni vivir, ni nada.

sábado, mayo 14, 2005

La importancia de llamarse C.C

Sábado. Son las 19:30. Suena el teléfono. Madre atiende.
-¿Hola?... Sí… sí, ya le doy con él…
Madre le avisa a C.C que el llamado es para él.
C.C. está acostado en su cama. Probablemente no está ni estudiando, ni trabajando, pero algo debe estar haciendo… Se levanta, va hacia el teléfono. En una fracción de segundo piensa quién podrá ser. ¿Alguna admiradora? ¿Una invitación sorpresa por parte de unos amigos para ir a algún cabaret? ¿Alguien al que le gustaron las pelotudeces que C.C escribe en el blog y que quiere ofrecerle la dirección de una revista literaria?

-¿Hola?
-Hola ¿Carlos?
-Sí
-Juan te habla
-Juan… (?)
-¿No hablo con el Doctor Carlos Clavero?
-Hmm, no…
-Parece que estoy equivocado entonces
-Así parece…
-Bueno, hasta luego, gracias
-No, por nada, que tenga suerte.

C.C cuelga el teléfono. Lo que acaba de pasar le parece gracioso. Se lo comenta a Madre. A ella también le parece gracioso.
C.C comienza a delirar e imagina que quizás esa llamada sí era para el solo que PROVENÍA DEL FUTURO. Quizás C.C en algún momento de su vida decida falsificar un título de médico, o de abogado, o se haga político y le digan “doctor”. Quizás ese llamado del futuro era para avisarle que unos mafiosos lo iban a matar.
Pasan unos segundos y el teléfono vuelve a sonar. C.C atiende.
-¿Hola?
Una voz de mujer dice:
-Hola ¿Cristina?
-…
-¿Cristina del Valle?
-No, equivocado

viernes, mayo 13, 2005

¡Vayan a ver a Fish!

Olvidándome un poco de la productora que organiza el show y de todo aspecto extra musical, no puedo hacer menos que recomendarles que vayan al concierto que Mr. Derek “Fish“ Dick estará brindando en la ciudad de Córdoba, en la Sala de las Américas, este domingo 15 de mayo a las 21 hs.
Fish, ex cantante del mítico grupo inglés Marillion, una de las bandas más inspiradas del rock de los ´80, se encuentra celebrando los 20 años de la aparición del, para muchos (y me incluyo) el mejor disco de la década ochentosa: Misplaced Childhood.
Un disco poderoso, emotivo, virtuoso, lleno de poesía, increíblemente variado... un disco introspectivo (con letras escritas por el propio Fish) que habla sobre una niñez supuestamente perdida pero que puede ser recuperada… eso es Misplaced Childhood, álbum que Fish estará interpretando de manera completa junto a una banda integrada por 6 músicos.

There is no childhood's end!



Aguante Marillion, locoPosted by Hello

lunes, mayo 09, 2005

Del vacío

Y el aire que no llena
Los pies que te llevan a ninguna parte
Y el descanso que solo te cansa más
Esa compañía que te muestra lo solo que estás
El alimento ya no tiene sabor
La luz del sol te exaspera
Y la noche te ahoga
Escribir para decir nada
Y leer un libro de páginas en blanco
Ver morir cada esperanza
Y ya ni la idea del suicidio te llena
Porque es el vacío infinito
El futuro no existe
Y es la nada absoluta.