domingo, marzo 06, 2005

El Gran Concierto de los Cortadores de Pasto

La brisa de verano trae olor a pasto
Olor a pasto desde los suburbios
Y un rugido, un rugido de docenas, cientos
Y miles de máquinas
Hombres-Máquina que viven la tarde de sábado
El gran concierto de los cortadores de pasto.
El viejo de la oficina
El adolescente esclavo de sus padres
La madre moderna
El hombre de familia con su incipiente estómago
Todos hermanados
Porque es el Gran Concierto de los Cortadores de Pasto.
Barrio Marqués de Sobremonte
Tus patios, tus jardines y tus selváticos baldíos
Cada uno con su instrumentista
Ejecutando su música
Una especie de ofrenda
Para la diosa del pasto.
Vengan todos, todos están invitados
Hay fiesta en esta tarde
Miren cuánto pasto se levanta a nuestro alrededor
Únanse a este ciclo eterno
Seamos uno en este verde limbo.
Tengo mi máquina y corto el pasto de la historia
Pero pasan los tiempos y otra vez lo tengo conmigo
Entonces parezco flotar en un inmenso océano
De pasto, mucho pasto
Y todos los sábados vuelvo a unirme a éste ejército
De hombres-máquina suburbanos.
Se hace de noche en el Marqués
El gran concierto de los cortadores de pasto
Se ha extinguido
Los ejecutantes ahora descansan
Pero afuera todavía hay alguien
Soy yo, hombre-rastrillo
¿Por qué? ¿Por qué tendré un patio tan grande?

3 comentarios:

vistoria dijo...

jajajaja, lo venía leyendo, yo, muy conspicua, con el ceño medio fruncido, hasta que llegué al último verso y largué la carcajada.
ta gueno!

Rael dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
El Gobernador de Córdoba dijo...

Tenes un patio grande, porque tenés plata. Me dijo un viejo una vez. Yo no sabía que decirle. Cuatro días de ayuna para poder ser mas humilde por semejante patio padecí y me desmallé pasando la bordeadora.