miércoles, febrero 16, 2005

Un pesito más

Ayer fui a la peluquería para ver si había forma de ponerme un poco de decencia en la cabeza. Fui a la misma peluquera de siempre. Una vieja como de 40 años que atiende en donde supuestamente iría guardado el auto.La cuestión es que me corta el pelo, me da algo de charla y cuando termina hago la pregunta clásica que alguna vez me enseñó mi viejo “¿Cuánto le debo?” al tiempo que sacaba del bolsillo un billete de $5 y una moneda de $1. Me sorprendí un poco al escuchar la respuesta:
-Siete pesos
-Siete pesos- repito estúpidamente mientras ella me contesta con un no menos estúpido tono dulzón:
-Sí, aumentó, es un PESITO más
Entonces saqué del bolsillo mis 5 pesitos y mi moneda de un pesito y dije:
-Bueno, ahora tengo 6 solamente, después le alcanzo el peso.
-Sí, no hay problema.- Y me fui.

Y ahora reflexiono y me pregunto ¿Cómo alguien puede rebajarse tanto por un peso? (o un pesito). Porque no vi por ningún lado algún cartel que dijera “Ahora cuesta $7, un pesito más”. Y ella tampoco dijo nada en cuanto entré, porque sabe bien que para mí, el corte seguía valiendo $6, como siempre.
Y yo digo ¿Acaso cuando era joven pensaba en que iba a sacarles un pesito a los boludos como yo? ¿Acaso cuando iba a la escuela de peluqueras al tiempo que escuchaba Duran Duran, no soñaba con cortarles el pelo a docenas de modelos europeas? ¿En qué momento abandonó esos sueños, la ilusión de ver entrar a Michael Landon en su local, atenderlo con gusto, luego ella se negaría a cobrarle y él no solo le pagaría el doble sino que además le firmaría un autógrafo en la tapa de la revista Nueva?

Gusto a plástico.
Ni mierda le pago el pesito.

1 comentario:

Lucas dijo...

Supongo que es por ignorancia, habrá considerado avivada lo de no poner el cartelito "es un pesito mas" y hacer que los clientes pregunten "¿cuánto le debo?". Ppero le jugó totalmente en contra, no sólo no recibió su pesito sino que también pudo haber perdido un cliente.